¡Llámenos Hoy mismo!
Distrito Federal (55) 5616-8082
Monterrey (81)8346-6742
Guadalajara (33) 3642-1450
Puebla (222) 237-14-98

Pérdida Auditiva
FUNCIONAMIENTO DEL OÍDO.
El oído humano es un sistema de análisis de sonidos extraordinariamente complejo, que es capaz de percibir sonidos en una gama muy amplia de intensidades y frecuencias.

El oído consta de tres partes: el oído externo, el oído medio y el oído interno.

Oído Externo
El pabellón auricular (1) capta los sonidos y amplifica, de manera natural, los sonidos que llegan. Las vibraciones sonoras se transmiten a través del Conducto Auditivo (2) al Tímpano (3), haciéndolo vibrar.
Oído Medio
El tímpano está conectado a una cadena de tres huesecillos (martillo (4), Yunque (5), Estribo (6)) en el oído medio. El oído medio intensifica la energía de las vibraciones sonoras y las transmite a la cóclea (oído interno).
Oído Interno
Las vibraciones sonoras que entran a la cóclea (9), un caracol relleno de un líquido denso, producen una onda. Esta onda hace vibrar la membrana basilar, en la cual se encuentran miles de células minúsculas, llamadas células ciliadas, que registran las diferentes frecuencias sonoras.

Las células ciliadas, que están conectadas a las fibras del nervio auditivo (10), producen señales electroquímicas que son transmitidas a través del nervio auditivo hasta el cerebro, donde se reconocen como sonidos.
Audición en ambos oídos
El uso de ambos oídos al mismo tiempo produce un efecto "stéreo" y le ayuda a localizar los sonidos (a detectar de dónde viene un sonido y a donde va). También le ayuda a "enfocarse" en una conversación cuando hay ruidos de fondo.



QUIÉNES PADECEN PÉRDIDA AUDITIVA.

La pérdida auditiva es uno de los problemas de salud crónicos más comunes, afectando a personas de todas las edades, en todos los segmentos de la población y de todos los niveles socioeconómicos.

La pérdida auditiva afecta aproximadamente a 17 de cada 1.000 niños menores de 18 años. La incidencia aumenta con la edad: aproximadamente 314 de cada 1.000 personas mayores de 65 años sufre pérdida auditiva. Entre los mayores de 75 años, dicha cifra asciende al 35%.

Además, existen cálculos que muestran que cada vez mas jóvenes sufren de deficiencias auditivas, lo que se debe sobre todo a la exposición a ruidos excesivos.

TIPOS DE PÉRDIDA AUDITIVA.

La pérdida auditiva de conducción
Puede ser provocada por cualquier problema en el oído externo y/o en el oído medio que interfiere con la transmisión de las vibraciones sonoras.

Estos son esencialmente problemas mecánicos que interfieren con una eficiente transferencia de sonido. Pérdidas conductivas pueden a veces corregirse con cirugía o intervención médica. Cuando esto no es posible, a menudo pueden ayudar los audífonos.
Pérdida auditiva neurosensorial
Es el término usado para describir la pérdida auditiva que afecta el mecanismo sensorial del oído interno y/o las rutas neuronales y los receptores auditivos en el cerebro.

El 90% de todas las pérdidas auditivas es neurosensorial. Para este tipo de pérdida auditiva raramente sirve la intervención médica, pero afortunadamente pueden ayudar los aparatos auditivos.
Pérdida auditiva
mixta

El tercer tipo de pérdida auditiva se llama pérdida auditiva mixta. Simplemente es una combinación de problemas conductivos y neurosensoriales.

Muchas personas que padecen de pérdidas auditivas mixtas también pueden sacar provecho de audífonos.



CONSECUENCIAS DE LA PÉRDIDA AUDITIVA.

Cuando la capacidad auditiva se ve disminuida, la comunicación se interrumpe constantemente, genera estrés, y en muchas ocasiones aislamiento, además de que muchos sonidos cotidianos que nos envuelven simplemente dejan de existir en nuestra experiencia.

Generalmente la pérdida auditiva avanza de forma paulatina e imperceptible para quien la padece. Suelen ser sus familiares y amigos quienes se dan cuenta cuando notan que frecuentemente pide que le repitan palabras, escucha el televisor y el radio a un volumen muy alto. Que parece distraído o ausente en reuniones donde tiende a aislarse y apartarse, y se queja de que ciertas personas hablan muy bajo, no obstante se siente irritado ante gritos de niños o ruidos intensos.
El poder escuchar mejor le devuelve gran intensidad a la vida de quien padece algún tipo de padecimiento auditivo, le permite integrarse con naturalidad a las conversaciones, advertir las necesidades de un bebé que llora, escuchar un grito de precaución en la calle, escuchar música, e incluso sonidos que ya tiene olvidados.

Causas de pérdida auditiva

Por pérdida conductiva:
  • Infección del oído externo
  • Exceso de cerumen u objetos extraños en el canal
  • Canal auditivo deformado
  • Perforación timpánica
  • Supuración del tímpano por infección crónica del oído
  • Otitis media: fluido detrás del tímpano que resulta infectado
  • Disfunción del tubo de Eustaquio
  • Otosclerosis: enfermedad en la cual un hueso crece evitando la transmisión del sonido
  • Discontinuidad Osicular: ruptura o disloque de 3 pequeños huesecillos
Por pérdida auditiva neurosensorial:
  • Presbiacusia pérdida auditiva causada por el deterioro de las células ciliadas debido al envejecimiento.
  • Daño de células ciliadas inducido por ruido excesivo por, por medicamentos (antibióticos aminoglycoside, o ciertos tratamientos de cáncer) o Virus como paperas, sarampión, meningitis.
  • Enfermedad de Meniere un síndrome que incluye pérdida auditiva, vértigo, un sentimiento de llenura en el oído y tinnitus (zumbido en el oído).
  • Lesión en la cabeza fractura del hueso temporal que causa daño a delicadas estructuras del oído interno y medio.
  • Pérdida Súbita debida a causas desconocidas Congénitas (de nacimiento) como ictericia severa, pérdida de oxígeno, enfermedad materna, genética, etc.
  • Neuroma acústico tumor de la ruta neuronal auditiva.



¡Llámenos Hoy Mismo! Programe su cita sin compromiso en Distrito Federal , Guadalajara , Monterrey o Puebla.
Perdida Auditiva | Funcionamiento del Oido                                                                                          Mapa del Sitio | Política de Privacidad | Términos y Condiciones | Síguenos en: